Nuestra Historia

Surgimos de la Asociación Privada de Fieles, Lazos de Amor Mariano, quien tiene su origen el 16 de Julio en el año 1999, en la Ciudad de Medellín . El Movimiento cuenta con la apro­bación eclesial como Asociación Privada de Fieles bajo el de­creto Arzobispal Nº 52/APF/2009 del 16 de Julio del 2009 .

El 9 de noviembre del 2011 las primeras cinco misioneras del Movimiento que manifestaron tener inquietud vocacional por la vida religiosa, dieron inicio a un horario de oración, trabajo, estudio y apostolado en la finca “La Misericordia” donde suelen hacer los retiros los integrantes del Movimien­to Lazos de Amor Mariano . Desde un primer momento las misioneras presentaron al Arzobispo Jairo Jaramillo Mon-salve la idea de esta nueva forma de vida que comenzaba a nacer dentro del Movimiento . Monseñor les manifestó la im­portancia de dejar en manos de Dios por medio de la oración este proyecto que estaba naciendo . Lo cual permitió que en una espera prudente se afianzaran los primeros procesos y así fuera creciendo la obra .

El día 5 de Julio del 2012, en la sede de Lazos de Amor Mariano en la ciudad de Barranquilla, Monseñor Víctor Tamayo Be­tancourt, obispo auxiliar de la Arquidiócesis, presidió la ceremonia de las primeras seis postulantes en una Santa Eucaris­tía . De estas hermanas postulantes unas se sentían llamadas a vivir como monjas de clausura y otras como religiosas de vida activa .

En el mes de septiembre del 2012 ingresaron 14 misioneras que venían de vivir la experiencia de ser misioneras siervas del Movimiento Lazos de Amor Mariano .

El 18 de octubre del 2012 el asesor del Movimiento en la lo­calidad de Barranquilla, el padre Orlando Gómez Jaramillo, fue enviado por el Arzobispo Jairo Jaramillo Monsalve para que velara por el bienestar de las vocaciones que estaban sur­giendo en Lazos de Amor Mariano .

El padre Orlando observó con claridad que había dos necesi­dades diferentes en cuanto a la forma de querer vivir la vida consagrada . Unas hermanas se inclinaban por la adoración perpetua del Santísimo Sacramento queriendo vivir en clau­sura y las otras por el apostolado activo, sirviendo directa­mente a las personas .

Con el acompañamiento recibido del Padre Orlando, se de­cidió de común acuerdo la separación de este primer grupo de vocaciones en dos ramas: contemplativa y activa . El 6 de noviembre del 2012 se realizó oficialmente la separación de las dos ramas, que se ubicaron en casas distintas de la finca y comenzaron a vivir horarios distintos de trabajo, estudio, oración y apostolado . La rama de vida contemplativa quedó a cargo de Susana Patricia Morales Rúa y la rama de vida activa a cargo de Yeny Paola Ocampo Toro .

El día 16 de diciembre del 2012, en la capilla del Santuario Mariano “El Morro”, situado en la vía al mar entre Barranquilla y Cartagena, se realizó durante la Santa Misa la ceremonia de las nuevas aspirantes, presidida por Monseñor Víctor Ta-mayo Betancourt .

A lo largo de todos estos acontecimientos el Arzobispo Jairo Jaramillo Monsalve, acompañó a la Comunidad con gran celo apostólico, vigiló para que todo se desarrollara bajo una espera prudente que permitiera confirmar la acción de Dios en la Comunidad . Monseñor Jairo quiso proporcionarle a la Comunidad un mejor bienestar integral y por eso les propuso a Susana y a Yeny que ambas ramas viviesen una experiencia de vida religiosa en comunidades con muchos años de exis­tencia, para que se afianzaran en su vocación y en el deseo de vivir una nueva vida consagrada en la Iglesia y además para que tuvieran un mayor conocimiento de la vida contemplati­va y de la vida activa .

El día 13 de abril del 2014 las dos ramas salieron de la finca a vivir una experiencia conventual en otras comunidades reli­giosas de Barranquilla: las Hermanitas Pobres de San Pedro Claver y la Orden de las Hermanas Pobres de Santa Clara .

La experiencia de estar con estas comunidades diferentes fue verdaderamente enriquecedora para ambas ramas, la espiri­tualidad se afianzó aún más, creció la motivación de perse­verar acompañadas del arzobispo, y se fortaleció el deseo de seguir adelante guiadas por la Santa Iglesia .

Posteriormente el Arzobispo Jairo Jaramillo Monsalve les proporcionó en comodato una casa de la Arquidiócesis de Ba­rranquilla en la cual se fueron a vivir las dos ramas .

El 16 de Marzo del año 2015, las hermanas contemplativas con el apoyo de Monseñor Jairo, se fueron a vivir a una nueva casa en arriendo, con el fin de poder afianzar más el carisma de vida contemplativa al que se sienten llamadas .

Durante toda la historia de la Comunidad, el apoyo del Arzobispo Jairo Jaramillo Monsalve y de Monseñor Víctor Tamayo ha sido incondicional, son los verdaderos pastores que con suave cayado guían a su rebaño para que permanezca fiel a la Iglesia, su paternidad es de gran fortaleza, esperanza y estí­mulo para seguir adelante en este caminar . Para la Comuni­dad en general su presencia es la certeza más grande de estar haciendo la voluntad de Dios .